BANNER

Acerca de mí

Mi foto
M.E.P. Educador, Escritor, Shéliaj Tzibur. Nació en la ciudad de Bahía Blanca, Argentina. Actualmente reside en Efrat

Buscar en este blog

19 jun. 2017

El Primer Atentado


He vivido dos eventos muy diferentes que marcaron mi vida para siempre y que no creo poder olvidar nunca. El primero en Ierushalaim y el segundo en Tel Aviv. Ambos tienen conexión, en las próximas líneas relataré sobre mi vivencia y la relación entre ambos.

En mi segunda visita a la tierra prometida, a mi tierra, a Israel, con el paso del tiempo, charlas, clases, paseos, trabajos y viajes, fui conociendo más y más. Incluso los medios de comunicación colaboraron con mi experiencia y a pesar de haber escuchado que había gente que perdía su vida, nunca había vivido en una ciudad en la que había sucedido un atentado.

Un joven entro con un arma de fuego automática, disparo en una biblioteca y la ráfaga de tiros acabo con la vida de ocho estudiantes e hirió a otros tantos. 

De noche, cerca de las 21 hs, recibí un llamado a mi celular, lo cual era bastante común e incluso no era raro recibir una llamada de uno de los coordinadores del proyecto al cual pertenecía pero una vez que atendí y escuche, trague saliva. El coordinador, me solicito continuar con la cadena telefónica que chequeaba si todos estábamos bien, es decir vivos, en esos tiempos no existia el WhatsApp y me comentó sobre lo sucedido en un edificio donde jóvenes religiosos estudian a diario, ese lugar es conocido como la Ieshiva Merkaz HaRav, continué con la cadena telefónica, y gracias a di-s ninguno de los estudiantes del proyecto había estado cerca y todos estábamos físicamente bien. pero no espiritualmente o sentimentalmente. Continuamente había llamados de amigos y familia para corroborar si nos había pasado algo. A las horas, intentamos continuar con nuestra vida cotidiana a pesar de la música triste que se escuchaba en la radio, que recordaba continuamente lo sucedido, finalmente comprendimos que lo mejor era ir a dormir.

La mañana siguiente, nos levantamos y viajamos en taxi a Binianei HaUma, un lugar cerca de la terminal central de colectivos de Egged, cerca de donde sucedió la masacre. Nos esperaba un micro para trasladarnos a un parque tanajico, Neot Kedumim.

¿Cuál es la relación entre estos días? Como educadores judíos, creímos que la mejor forma de “vengar” la vida es continuar con las actividades, educar y profundizar nuestros conocimientos, fue así justamente que no se convirtio el viaje en duelo y dolor sino que se busco continuar aprendiendo y enseñándo unos a otros. Terminada la actividad, nos trasladados a un hotel en Tel Aviv – Iaffo para participar en un seminario intensivo: “Shabaton sobre las relaciones entre Israel y la Diáspora” con participantes de todo el mundo, una gran diversidad cultural unida por dos factores comúnes, el judaísmo e Israel.

A veces creo que es posible que encontremos la paz y que podamos vivir en un mundo sin injusticia, sin asesinatos, donde todos seamos iguales pero no depende solo de mi creencia...